¿Cuánto dura el derecho de autor?

La protección por derecho de autor no dura para siempre.La duración (período de vigencia) del derecho de autor varía según:

  • la ley nacional de cada país
  • quién creó la obra
  • la naturaleza de la obra

En los países miembros del Convenio de Berna, el derecho de autor dura como mínimo la vida del autor más 50 años tras la muerte del mismo. Sin embargo, en muchos países, la protección por derecho de autor dura más que ese período mínimo. Por ejemplo, en EEUU y en otros países de la Unión Europea, la protección por derecho de autor normalmente dura la vida del autor más 70 años tras la muerte de éste.

Los derechos económicos pasan a los herederos del autor tras la muerte de éste. Ellos se convierten en los titulares de los derechos de las obras del autor fallecido. Estos titulares de los derechos siguen recibiendo pagos por la reproducción, traducción, adaptación, representación pública, distribución, emisión y comunicación al público de la obra durante el período de vigencia de la protección por derecho de autor tras la muerte del autor.

Los derechos morales suelen durar lo mismo que los derechos económicos, aunque en algunos países duran para siempre. Dependiendo de las leyes nacionales, los derechos morales pueden, a veces, transferirse a los herederos del autor, que aseguran que el autor muerto siga siendo reconocido como autor de sus obras, y que su honor y reputación no se vean perjudicados por las alteraciones de sus obras.

En el caso de obras creadas por más de un autor, el fin del período de vigencia de protección por derecho de autor se calcula a partir de la muerte del último coautor vivo. Por ejemplo, los autores franceses Rene Goscinny y Albert Uderzo crearon colectivamente las viñetas de Asterix. René Goscinny murió en 1977, pero los derechos de autor de estas obras colectivas sólo caducarán a los 70 años de la muerte de Albert Uderzo, el último coautor vivo.

El período de vigencia de la protección para obras anónimas o firmadas con seudónimo se calcula a partir del momento de su publicación. Sin embargo, si la verdadera identidad del autor es conocida a pesar del seudónimo, la protección por derechos de autor tiene la misma duración que para otros autores conocidos (hasta al menos 50 años después de su muerte).

Cuando el autor de una obra es una empresa o una institución y no un individuo, el período de protección del derecho de autor también se calcula a partir del momento de la publicación de la obra.

Finalmente, en la mayoría de los países, las películas y las fotografías tienen períodos de protección diferentes (generalmente más cortos) que los de otras obras.

¿Qué derechos otorga el derecho de autor?

El derecho de autor ofrece a los autores un conjunto de derechos exclusivos sobre sus obras. “Exclusivos” significa que hay ciertas cosas que sólo los autores pueden hacer con sus obras. En algunos casos, los autores reciben un derecho de remuneración en vez de un derecho exclusivo. En estos casos, el autor puede recibir un pago por el uso de su obra, pero no puede impedir su uso. Tanto los derechos exclusivos como los derechos de remuneración están concebidos para recompensar a los autores por su creatividad, inversión y trabajo, y para animarles a seguir produciendo obras nuevas.

Según el Convenio de Berna, existen dos tipos de derechos de autor:

1) Derechos económicos – los autores tienen derecho exclusivo a:

a) reproducir la obra. Esto incluye cualquier forma de reproducción, tal como fotocopiar, descargar, cargar, imprimir, grabar, fotografiar, escanear, etc.

b) traducir la obra a otros idiomas.

c) adaptar la obra. Esta alteración o transformación normalmente modifica el tipo de obra. Por ejemplo, convertir una novela en película, o animar un dibujo. El merchandising de personajes (usar el nombre o imagen de un personaje ficticio para vender productos tales como juguetes, camisetas, etc.) también puede implicar una forma de adaptación.

d) exhibir / representar la obra en público. Por ejemplo, exponer fotografías en una galería de arte, representar una obra delante de un público, o hacer escuchar un CD en una tienda o en un restaurante.

e) distribuir la obra vendiendo ejemplares al público.

f) emitir la obra. Por ejemplo, emitiendo una canción por la radio o una película por televisión.

g) comunicar la obra al público. Por ejemplo, cargando la obra en Internet.

En resumen, una obra protegida por derecho de autor no puede ser reproducida, traducida, adaptada, exhibida o representada en público, ni distribuida, emitida o comunicada al público sin el permiso de su autor. Esto es lo que significa la frase todos los derechos reservados, que aparece en tantas obras.

2) Derechos morales – Son los derechos que mantienen un vínculo personal entre los autores y sus obras. Incluyen el derecho a:

a) ser reconocido como autor de una obra (derecho de paternidad). Esto significa que los autores pueden decidir poner sus nombres o no (permanecer anónimos) o poner un nombre ficticio (un seudónimo) en sus obras.

b) oponerse a cualquier modificación de la obra que pueda perjudicar al honor o reputación del autor (derecho de integridad).

FUENTE: OMPI Organización Mundial de la Propiedad Intelectual

Author Mind & Sense

Somos una empresa de marketing sensorial. Nos dedicamos a crear experiencias de compra para tiendas, boutiques restaurantes y otros puntos de venta a través de la música e instalación de equipos de audio, digital signage y aroma.

More posts by Mind & Sense

Leave a Reply

All rights reserved Salient.