¿Qué es la gestión digital de derechos?

By | Copyright, marca, Mercadotecnia, Music | No Comments

Para proteger sus obras de infracciones, los titulares de los derechos están utilizando las mismas herramientas que han hecho que sus obras sean tan vulnerables: las tecnologías digitales. El uso de estas tecnologías, que hace que la infracción del derecho de autor sea más difícil y que facilita la gestión de los derechos, se conoce como gestión digital de derechos.

Las herramientas para la gestión digital de derechos pueden ser utilizadas para introducir en las obras información sobre derecho de autor. También pueden emplearse para controlar la manera en que una obra puede ser utilizada. Por ejemplo, la gestión digital de derechos puede limitar el número de copias que se pueden hacer de una obra, impedir que se hagan cambios a una obra, y limitar los aparatos sobre los cuales se puede disfrutar una obra.

Según las leyes internacionales, es ilegal suprimir, alterar o sortear la protección de los sistemas gestión digital de derechos de una obra.

¿Cómo se pueden proteger las obras en Internet?

Como autor, puedes desear que tus obras estén a disposición de otras personas, colocándolas en Internet, mientras retienes todos los derechos que te corresponden por derecho de autor. Lo primero que deberías hacer es colocar una advertencia de derecho de autor con el símbolo ©, junto a tu nombre y el/los año(s) en tu sitio Web. También puedes desear incluir una sección con las condiciones de uso, en la que especifiques exactamente lo que permites y no permites que los demás hagan con tu obra. Por ejemplo, podrías permitir que los visitantes impriman una copia de tus poemas o dibujos para su uso personal, pero prohibir que las vendan sin tu permiso.

Cada vez que cargues material nuevo y original, imprime una copia con las fechas para tu referencia personal. Podrías necesitar esta copia en el futuro para demostrar que has sido la primera persona en cargar la información en Internet.

También podrías utilizar las técnicas de gestión digital de derechos para mayor protección. Por ejemplo, podrías utilizar filigranas con tu nombre en todas tus fotos. De esa manera, si la gente las imprime o las copia, tu nombre siempre aparecerá en la foto. También podrías decidir cargar sólo grabaciones de baja calidad o versiones incompletas de tus obras para que resulte menos interesante copiarlas.

Las filigranas son un tipo de gestión digital de derechos que pueden ayudar a proteger tus imágenes de un uso no autorizado.

Si, a pesar de tus indicaciones de derecho de autor y medidas de protección, ves que tus obras son utilizadas sin tu permiso, deberías ponerte en contacto con el infractor. Antes, sin embargo, imprime una copia de tu material en el sitio infractor (con la fecha bien visible) para que el infractor no pueda, simplemente, borrar el material y fingir que no ha pasado nada. Busca los datos de contacto del infractor y envíale un correo electrónico, diciendo que tú eres el autor y dueño del derecho de autor de la obra específica incluida en el sitio infractor. Puedes, a continuación, pedir al infractor que:

1) quite inmediatamente tu material, protegido por derecho de autor, del sitio Web;

2) te mencione como autor del material;

3) te pague derechos por la inclusión de la obra en el sitio Web.

Dale al infractor una fecha límite para contestar a tu mensaje y para hacer con tu obra lo que le has pedido.

Desgraciadamente, mucha gente desconoce las leyes de derecho de autor, por lo tanto es bastante probable que el infractor no sepa que cargar tu obra sin tu permiso es ilegal. Es muy probable que el infractor decida arreglar el asunto rápidamente y te pida disculpas. Si eso no ocurre, podrías buscarte un abogado para que le mande una carta más formal diciéndole que “cese y desista” de infringir. También es probable que al final tengas que demandarlo.

El abogado también podría ayudarte a informar al proveedor de servicios de Internet que controla la página Web sobre la infracción.

FUENTE: OMPI Organización Mundial de la Propiedad Intelectual.

Neuromúsica, una sinfonía de emociones para alcanzar el éxito empresarial.

By | marca, Mercadotecnia, Music, Neuromarketing, Retail | No Comments

Mucho más que audiobranding, las empresas están conociendo el poder de la creación de música con el soporte de la neurociencia.

La configuración de ritmos y melodías en publicidad sigue estando a la orden del día, y ahora con la neurociencia mucho más

De todos es conocido que la música tiene poder evocador único, nos permite transportar nuestra mente hacia otros lugares e incluso recordar instantes concretos de la vida.

La música activa otro de nuestros sentidos, el oído, y no solo eso. Los científicos conocen perfectamente que existe una asociación fisiológica y anatómica del área motora del cerebro y la auditiva, lo que conlleva, una sensación percibida por todos, cuando escuchamos ciertos ritmos y melodías tenemos tendencia a movernos incluso bailar.

Por supuesto el poder de la música es conocido por las empresas que desde años atrás generan anuncios atrayentes con un “jingle” pegadizo que todos recordamos y asociamos marcas concretas. Gracias a la música las marcas poseen más notoriedad, les aportan identidad, personalidad, se producen asociaciones a un estilo de vida concreto o se recuerda el nombre del producto. Pero ¿y si los avances de la tecnología, la neurociencia y la programación nos permitiesen ir un paso más allá?

Pero ¿y por qué ir más allá?, esta respuesta es sencilla, en los entornos digitalizados en los que encontramos el consumidor posee miles de estilos que quieren reclamar su atención, quedar en su memoria y emocionarle. Tenemos más que claro que desde un evento hasta una acción de contacto con un cliente, debe ser lo más experiencial posible ya que de otra manera no dejaremos huella y no nos recordará. Así que ir más allá es más que necesario.

“Investigaciones realizadas en la Universidad de Stanford sugieren que, más que el tipo de música que se utiliza en las campañas publicitarias o en la promoción de marca, es el ritmo y los movimientos de la banda sonora lo que funciona”

En concreto en la composición musical el siguiente paso es determinar exactamente qué ritmos, acordes, notas y sintonías producen los niveles de emoción, captan la atención, evocan determinados valores y quedan en la memoria. De esta manera tenemos la posibilidad de minimizar los riesgos al máximo ente la incertidumbre de los resultados en un determinado proyecto.

El resultado, es llegar a los oídos de un consumidor que reclama experiencias para cumplir los objetivos variados pero claros de una empresa, quedar en la memoria. Para ello esa “maqueta musical comercial” nace de la creación de un experto que la va amoldando según los datos obtenidos de la interpretación que hace la mente de quienes van escuchando esa melodía, así se va amoldando para cumplir exactamente las exigencias de la marca y provocar cuentos comportamientos en el consumidor: No deja de ser una manera simplificado de exponer un estudio de neurociencia aplicada a la música.

Cuando escuchamos que con la música provocamos comportamientos, quizás nos llevemos las manos a la cabeza, pero pensemos por un momento qué hacen las maquinas tragaperas, generando adicción, los videojuegos provocando incrementos en dopamina cuando suena una melodía determinada o ciertas tiendas cuando incluyen ritmos acelerados para aumentar la frecuencia cardiaca y “correr más a la compra”.

Ya ha pasado la época en que el gusto musical es personal sino que para estos objetivos empresariales hemos de analizar el procesamiento musical y todos los sistemas sensoriales, motores y cognitivos que están en juego, ya que las empresas se juegan mucho.

Una música que no sólo está en los dispositivos sino que pasa a ser ambiental sin ser al azar, sino que se produce en los instantes adecuados para conseguir evolucionar el estado de ánimo, la intención de la compra, la cognición y generar una percepción mayor de la experiencia.

Ahora las “sinfonías” se componen de notas musicales y de emociones, que pueden ser medidas, objetivas y orientadas a un target concreto, cómo en todas las áreas de marketing estamos viendo que crear equipos multidisciplinares nos aportan valor y mayor fiabilidad en el resultado final.

 

Así que ahora la pregunta es ¿cómo elegirás la próxima música para tu empresa?.

FUENTE: puromarketing.com

¿El derecho de autor es igual en todo el mundo?

By | Sentidos | No Comments

Los derechos específicos concedidos a los autores mediante el derecho de autor dependen de las leyes de cada país. Por eso, los derechos de los autores de un país pueden no ser exactamente los mismos en otros países. Por lo tanto, el uso de las obras puede resultar algo confuso, sobre todo en un mundo donde se puede acceder fácilmente a las obras de diferentes países (por ejemplo vía Internet). Para reducir esta confusión, muchos gobiernos han firmado acuerdos internacionales que intentan limar las diferencias en sus leyes de derecho de autor y facilitar el uso de las obras en todo el mundo.

El primer acuerdo internacional que intentó reducir las diferencias en los derechos concedidos a los autores en los diferentes países fue El Convenio de Berna. Victor Hugo, el famoso autor francés de Los miserables, contribuyó a la creación de ese Convenio. Él y otros autores querían asegurar que sus derechos se respetasen en otros países además del suyo.

Desde la adopción del Convenio de Berna en 1886, los autores disfrutan de una serie de derechos comunes en los más de 160 países que han firmado el Convenio (sus Estados miembros).

Cada Estado miembro del Convenio de Berna tiene que ofrecer la misma protección a las obras de los autores de otros Estados miembros que la que ofrece a las obras de sus autores nacionales. Una excepción a esto es “la regla del plazo más corto”. Según esta regla, un Estado miembro no está obligado a ofrecer protección a obras de un autor extranjero durante un periodo de tiempo superior al período de protección concedido a esas obras en el país de origen del autor.

Además, según el Convenio de Berna, las obras no tienen que estar registradas para estar protegidas por el derecho de autor. La protección por el derecho de autor es automática a partir del momento de creación de la obra.

FUENTE: OMPI Organización Mundial de la propiedad Intelectual

Neuro-creatividad: la nueva oportunidad que abre la neurociencia en el marketing

By | Sentidos | No Comments

La neurociencia irrumpió en los últimos años en el panel de las ciencias y se convirtió en un elemento emergente. Al fin y al cabo, permitía lograr una de esas cosas que se buscaban con elevado interés, el de permitir comprender cómo funciona el cerebro humano y estudiar los mecanismos que se activan cuando se toman decisiones. Sus aplicaciones en el resto de las áreas podían ser muy variadas y muy importantes, ya que podían cambiar por completo qué y cómo se hacían las cosas. 

En el marketing, el cruce con la neurociencia fue bautizado como neuromarketing y se asentó no solo como algo novedoso sino también como una potencial solución para muchos de los problemas de la industria. Comprender cómo funcionaba el cerebro del consumidor y cómo impactaban los mensajes de las marcas que estaban recibiendo podían permitir hacer mucho mejor las cosas. 

Pero ¿puede la neurociencia tener un impacto más en el terreno del marketing? ¿Puede ayudar a cambiar todavía más cosas y a realizar nuevos ajustes? 

La neurocreatividad, la próxima frontera

En una de las últimas columna de Wasrc, sus analistas abordan las posibilidades de lo que ellos llaman lo neuro-creative, que bien se podría traducir como la neurocreatividad. Esto supone un cruce entre la creatividad más tradicional, la búsqueda de ideas y la elaboración de propuestas, y la neurociencia. 

En lugar de lanzar simplemente ideas creativas y en lugar de imaginar nuevas posibilidades y nuevas soluciones, lo que se busca y lo que se propone es usar la neurociencia para determinar cómo encajarán. Esto es, dado que la neurociencia es cada vez más popular y que sus propuestas y soluciones son más accesibles a la industria, cada vez resulta más fácil optimizar el trabajo creativo para que sea más efectivo. 

De hecho, la idea ya se ha convertido en una propuesta de negocio y en un elemento que ya funciona. Así, en el análisis apuntan a una compañía de neurociencia, Unlimited, que ofrece de manera más accesible al mundo publicitario-marketero, especialmente a quienes no son expertos en la materia, elementos de neurociencia que pueden aplicar al marketing y que les permiten así trabajar desde un punto de vista neurocreativo. 

No mata la creatividad ‘tradicional’

Lo que hace que la neurocreatividad se diferencie de otras aplicaciones del neuromarketing está, como se puede concluir leyendo el análisis, no tanto en el uso de soluciones de neurociencia sino más bien cómo se emplean y qué impacto tienen. En lugar de usarlas como punto de partida y en lugar de hacer que marquen todo lo que se va a hacer, la neurocreatividad deja que fluya la creatividad ‘tradicional’. 

La neurociencia no marca qué se va a hacer o no es el elemento del que nacen las ideas, sino que más bien ayuda después a que esas ideas fluyan, funcionen y tengan una trayectoria positiva. Es decir, no elimina la parte creativa y la del ‘arte’ más bien tradicionales de la publicidad y del marketing sino que lo mejora. 

Los marketeros siguen necesitando tener ideas brillantes y continúan teniendo que posicionarse de una manera creativa y rompedora, pero su trabajo se ve después apoyado y mejorado por lo que la neurociencia puede aportarles.

FUENTE: Puromarketing.com

Discos que hay que escuchar antes de Morir. Pink Floyd / The Dark Side of the Moon (1973)

By | Sentidos | No Comments

Sello Discográfico / Harvest

Producción / Pink Floyd

Dirección Artística / Hipgnosis

Nacionalidad / Reino Unido

Solos de guitarra de blues lisérgico. Letras que hablan de tragedias y belicismo. Un título cósmico. Un disco editado en 1973 por un grupo de gente anónima que resultó ser de lo más influyente. Se trata de Comic Slop de Funkadelic. Nada que ver con The Dark Slide of the Moon, salvo que ambos le pusieron banda sonora a una época cargada de cinismo en la que el Watergate y el fin de la guerra de Vietnam , aniquilaron lo poco que quedaba del espíritu de los 70 después del concierto de Altamont.

La obra generacional de los Floyd tuvo unos comienzos mundanos. Ansiosos por despojarse de sus ataduras psicodélicas , decidieron reunirse en la cocina de Nick Manson para poner en común una serie de asuntos que les intranquilizaban. Todas esas preocupaciones –tiempo, dinero, locura y mente-estaban mucho más presentes en este álbum que en Obscured by Clouds (1972)un disco que precedió la gira de un año  llamada Eclipse (A Piece of Assorted Lunatics). Tocando por la magia del estudio, el nuevo disco terminó convirtiéndose en The dark Side of the Moon. El álbum que tuvo unas ventas millonarias y reforzó la reputación de los directos del grupo, alcanzó la estratosfera cuando Capitol convirtió “Money” en un hit.

En la actualidad hay a la venta muchas reediciones y el álbum ha sido reinterpretado por los creadores más inquietos del reggae -Dub Side of the Moon (2003)-  y por Phish. La portada del disco muestra un prisma en el que se refracta un rayo de luz , y evoca los legendarios juegos de luces del grupo, así como la ambición curva de sus letras: el prisma es igual a la pirámide.

Uno puede temer que sea aburrido, pero en realidad es un álbum con buenas melodías y un cancionero brillante y pegadizo. Los que nunca han escuchado a Pink Floyd deberían comenzar por este disco.

Cómo la industria del perfume muestra el futuro experiencial y personal del marketing olfativo

By | Sentidos | No Comments

Puede que hace unos años el marketing olfativo fuera una especie de gran novedad, de novedoso invento en el que pocos o nadie habá pensado antes. Las tiendas estaban descubriendo por qué era importante tener una huella olfativa y lo que hacia que los consumidores no solo las reconociesen en medio de las calles  y espacios comerciales, sino también que los empujaba a sentir ciertas emociones en relación a las tiendas y sus productos e incluso directamente a comprar ciertas cosas.

Por ejemplo, los supermercados descubrieron el valor de olor del pan y cómo impactaba en el carrito de compra. Si huele a pan mientras se va hacer la compra, es mucho más probable que no solo se compren productos asociados al mismo (por ejemplo, jamón para hacerse un bocadillo) pero también más productos de alimentación por que se sentirá que se tiene más hambre.

El marketing olfativo se convirtió en un arma ponderosa pero, al mismo tiempo también, en una muy popular. En los centros comerciales estadounidenses, por ejemplo, se empezó a negociar el alcance que podría tener una fragancia de tienda, ya que los olores competían unos con otros.

Por ello, no sorprende descubrir cómo los últimos movimientos de las compañías es están llevando al marketing olfativo más de lo genérico a lo personal. Los aromas se emplean para que los consumidores sientan cosas, o se “introduzcan” en la campaña o el mensajes que las empresas están intentando transmitir. La compañías de perfumería-cosmética  y la industria de lujo están empezando a lanzar acciones ya en este sentido, en las que el acceso a la aroma de marca y el mensaje que transmite es mucho más personal y mucho más experiencial.

FUENTE: puromarketing.com

All rights reserved Salient.